Tras un marcador 2-2 el clásico argentino definirá todo hasta la vuelta.

La final de la Copa Libertadores que se disputó con la ida entre Boca Juniors y River Plate dejó todo en el aire.

Tras haber sido suspendido por el mal tiempo que se registró en la bombonera, el partido se jugó en Domingo. En un efusivo partido, el clásico de la argentina estaba abarrotado de hinchas locales en 'la boca'.

Boca abrió el marcador y aventajó, pero no por mucho...

Con el gol de 'Ramón Ábila' al 34', los locales se abrían camino en la final y establecían su presencia como los de casa.

No pasó ni el minuto cuando al 35' 'Lucas Pratto' marcaba el empate en el marcador, haciendo estallar a la afición de la bombonera.

Sin embargo, en el añadido de la primera mitad (45+1) 'Darío Benedetto' marcaba la ventaja para los locales y daba la sensación de victoria para la afición.

Darío Benedetto celebrando con sus compañeros el 2-1 (Foto: Reuters)

Los errores costaron caros... para Boca

Con el enfoque en el empate y tratar de remontar, los de River se lanzaron con todo ante los locales en la segunda mitad.

No fue sino hasta el 60' que se marcó un tiro libre a favor de River, y al 61', tras intentar marcar a 'Pratto', el jugador de Boca 'Carlos Izquierdoz' marcaba el del empate para los contrarios... así es en propia puerta.

Los jugadores de River celebraban el error de los locales que les dio el 2-2 (Foto: Getty Images)

Pasado de allí, no hubo más para nadie y las tablas dominaron el encuentro. Efusivo, y sumamente apasionante fue lo que se vivió.

Nada dicho y todo puede pasar...

Con este marcador, la final de la Copa Libertadores esta abierta para cualquiera, sin embargo, la copa será Argentina, gane quién gane.

La vuelta se disputará el Sábado 24 de Noviembre a las 2:00 pm (CST) en el Estadio Monumental de Buenos Aires, Argentina; mismo donde se dará a conocer al ganador de la máxima competición de Clubes en América.