El técnico del Real Madrid, Julen Lopetegui, no sabe que responder cuando la prensa le pregunta a cerca de su continuidad.

A pesar de hoy levantar de nuevo la cara, tras la victoria ante el Plzen en Champions, los blancos no terminan de convencer a su afición. De la misma manera, quién se sienta en el banquillo merengue.

Julen Lopetegui no tiene nada contenta a la afición y algunos aficionados ya piden la cabeza de este. El técnico español no se había enfrentado a semejante problema cuando dirigía a la selección nacional. Sin embargo, el Real Madrid tiene una afición sumamente exigente.

Esta es la razón por la cual, al acercarse cualquier reportero y preguntarle sobre su continuidad este termina diciendo frases como "esa pregunta no es para mi", o bien... "de momento estoy concentrado en el equipo". Así es como el estratega busca evadir a la prensa, pues, es evidente que las cosas no van bien ni en el vestuario, ni en la grada ni en las altas esferas del madridísmo.

Julen Lopetegui dirigiendo al equipo en la victoria del Real Madrid 2-1 ante el Viktoria Plzen.

¿Es Lopetegui el problema?

Lo más seguro es que no, pues, el técnico en si no es el que juega los partidos; sin embargo, su estrategia si es la que marca la pauta en el terreno de juego.

Jugadores que apenas la temporada pasada estaban en su máximo nivel hoy parecen salidos del "Castilla". Un equipo que no da el ancho de un campeón de Europa, eso es lo que refleja esta versión del Real Madrid.

Lopetegui sin duda no puede salir a campo a librar las batallas de los jugadores, y al parecer la estrategia que debió ser cambiada desde los primeros dos partidos recién comienza a vislumbrar los ajustes.

La prueba de fuego, "El Clásico"

La prensa española ya especula con la posibilidad de la salida del técnico de perder el clásico, claro, esto es prácticamente seguro, más viendo la pobre calidad de este Real Madrid y el buen desempeño del Barcelona. Los 'blaugranas' no repararán en salir a aplastar a merengues y ahora toca a estos tratar de contener la avalancha que se viene.

Definitivamente es injusto para Julen, sin embargo, el Madrid no es como cualquier otro club y si no se está apto para la exigencia del mismo, lo más probable es que te cueste la cabeza.

Es una pena pero todo parece indicar que pudiéramos ver a un nuevo técnico en una o dos semanas. Lamentable después de la novela con la selección, pero las cosas marchan ahora así.